Archive

Archive for the ‘Enredando los Hilos’ Category

El misterio resuelto de la cámara nupcial

5 de septiembre de 2014 Deja un comentario

juanramon00

moro

Muchas veces, los misterios tiene explicaciones más sencillas de las que nos habíamos imaginado, como es el caso que les vamos a relatar. Se trata de una historia 100 % real que hemos novelado, o más bien inventado en muchos detalles para no hacer sangre o sorna de sus protagonistas. En concreto Verónica Miramond y Gustavo Encinas, que son los dos tristes sufridores de la siguiente “tragedia”…

Nos casamos en Burgos el 12 de abril de 1998. Verónica y yo habíamos decidido casarnos antes de que sus padres conocieran que estábamos a punto de concebir un hijo (debido a la excepcional fertilidad de la familia de mi esposa). Estábamos muy ilusionados.

A nuestra boda invitamos a nuestros amigos de la facultad de medicina, familiares y amigos de los pueblos. Como resultado, teníamos más de 200 invitados económicamente acomodados, que consiguieron que pagáramos fácilmente los honorarios del convite y nuestro viajes…

Ver la entrada original 481 palabras más

Categorías:Enredando los Hilos

¿Conoces cuál es el verdadero sentido de la vida?

3 de septiembre de 2014 Deja un comentario

Es mas que probable que muchos de vosotros ya lo conozcáis y declinéis su escucha a otro momento, o incluso directamente a otras personas que con suerte, le prestarán un mínimo de atención que ni tan siquiera vosotros mismos quisisteis prestar por aquello de no tener eso tan caro llamado tiempo…

Es incluso mas probable aún ,que solo dos o tres personas de las muchas miles a las que puedan llegar estas palabras, permitan dejar hablar a este “viejo” sin aventurarse a tacharlo de loco o de insensato antes de que consigan hacer eco los primeros cinco minutos de la cinta… Es mas, vemos realmente difícil que muchos consigan terminarlo (escucharlo) por completo…

Pero creemos firmemente que tenía que estar aquí, en TDH, independientemente de los ideales políticos, religiosos, o de cualquier otro carácter que nuble la objetividad que de veras reclaman estas sencillas pero contundentes palabras…

Lo realmente importante será lo que de ello quede y seguramente más, lo que dure, pues lo dicho y contenido tras estas palabras es tan fácil de entender como de olvidar… Aquí lo dejamos a modo ejercicio de auto-reflexión…

TDH

Categorías:Enredando los Hilos

El secreto de KI.EN.GI

25 de marzo de 2014 Deja un comentario

20140325-222241.jpg

Sabemos que no es nada habitual encontrar en un blog de este tipo alusión alguna a cualquier tipo de música, pero aprovechando que tenemos una categoría creada para no más que divertir y distraer con cosillas relacionadas con el mundillo del misterio y la conspiración, aquí os dejamos una canción que seguro no os dejara indiferentes…

Echa un vistazo si te atreves…

También en los famosos dibujos de Johnny Bravo

17 de marzo de 2014 Deja un comentario

Esta es una de las escenas de Johnny Bravo emitida en el 2001, en la que puede apreciarse en un poster en la pared de la imagen con dos torres explotando donde puede leerse “Próximamente”… (Curiosamente cuatro meses antes del famoso atentado del 11-s)

20140317-090621.jpg

Categorías:Enredando los Hilos

Historias reales del más allá

3 de febrero de 2014 Deja un comentario

juanramon00

 

fantasma10

Cuando me contaron esta historia, todavía era muy escéptico en lo que a fenómenos paranormales se refiere. La persona que me la relató sabía esta cuestión, no ganaba nada en absoluto con su relato, salvo mis burlas. Todavía hoy, por extraordinario y por lo poco que conocía a sus protagonistas, no le otorgo toda mi credibilidad; Pero, como entre los poco probables existen posibles increíbles… la historia que nos cuenta Emilio comienza   así:

No hace demasiado tiempo, en Semana Santa de 2003, unos amigos y compañeros de profesión, decidimos coger una casa rural en Piedrasecha, provincia de León; y para descansar 3 días, alejados del estrés de las grabaciones. Realmente, no todos éramos compañeros en ese momento, pero nos conocíamos de nuestros inicios, en otra productora.

En cualquier caso y, fuera como fuese, casi siempre éramos los mismos: Edu, Manu, Luis, Antonio y, alguna vez, María José y Silvia:…

Ver la entrada original 1.163 palabras más

Categorías:Enredando los Hilos

Mamá, no tengas miedo, pronto papá cuidará de mí.

13 de enero de 2014 3 comentarios

Image

Mi padre se llamaba Artemio García, (por haber nacido el día 20 de octubre,) un hombre de campo que sólo sabía de refranes, del tiempo y de las cosechas. Eso, y un trozo de tierra, era todo lo necesario para vivir en una aldea de Jaén allá por el año 36. Un mal año, para ser varón y mayor de edad en España.

Entre el 17 y el 20 de julio del 1936 la noticia se extendía por toda España. Era lunes por la tarde,  creo que entre el día 19 y el 20 de julio de este año, cuando mi padre acudió al pueblo para vender lo que había recogido de la huerta. Un tumulto de aldeanos se agolpaba en el bar. Jaleo y peticiones de silencio, sonaban justo bajo el nivel del locutor de la Radio. La guerra había comenzado y las “tropas moras” del General Franco se disponían a avanzar sobre la Península. Padre corrió a casa…

Ante el peligro de que cualquier bando entrase en la zona y los acusara de traidores, los hombres de la casa tuvieron que huir, para sumarse a las filas del ejército más cercano. Mi padre huyó a Córdoba, en una localidad cercana a Villafranca de Córdoba, para unirse al bando llamado “Nacional”; mi tío Federico, el hermano mayor de mi padre se fue a Jaén, y mi tío Juan decidió quedarse en casa…

Tan solo un año después, tuvo lugar el bombardeo de Córdoba, uno de los más sangrientos de la guerra, en el que pereció parte de la población civil. Una semana después, supimos que mi padre había sobrevivido. Fue enviado un tiempo a casa, para tratar de recuperarse de la pérdida de audición, durante el que parecía que tuviéramos un muerto viviente en casa. Su mirada ya no era la de antaño, la de un hombre curtido en la dureza del campo. La guerra había convertido sus ojos en los de de un animal asustado, herido y arrinconado por su presa.

No fue enviado a casa sólo para descansar y recuperarse. Unos meses después, en marzo de 1937, fue llamado a filas, para reconocer los daños producidos en Jaén, tras el correspondiente bombardeo de la ciudad. Al día siguiente al bombardeo de la Legión Cóndor sobre Jaén, el bando “Republicano” acababa con la vida de su hermano, mi tío Juan, por ser un espía, (eso decían,) con familiares en el bando “fascistas“….

Antes de acabar la guerra, mi padre regresó a casa. Si en su última visita no era más que una sombra de lo que fue, en ese momento no quedaba ni el recuerdo de su sombra. Mi madre, ya encargada de las tareas productivas de la familia, no sabía qué hacer con él. No le interesaba su familia, no le interesaban las cosechas ni el tiempo. La guerra lo había matado en vida. No todos pueden asistir, sin acabar con el alma herida, a la muerte, la sangre y los  cuerpos desmembrados, al llanto de un padre frente a las vísceras sangrientas de su hijo, a la muerte de hombres, mujeres y niños tras el sonido sordo de un disparo, y en definitiva al sinsentido….

Al poco, sin motivos aparentes, pero quizá de tristeza, mi padre murió. No sin antes darle a mi madre un regalo de despedida: A mi hermano Juan. A lo mejor, después de todo, sí que tuvo un poco de amor que ofrecer tras vivir los horrores de la guerra, pero no tuvo tiempo, o fuerzas, para conocerlo en vida.

Pasó el tiempo, y mi hermano Juan crecía con la misma desazón, con la misma falta de entusiasmo vital que mi padre trajo de la guerra. Las gripes, las enfermedades constantes lo acuciaban constantemente, sobre todo con el cambio de estación. En enero de 1941 unas tremendas fiebres obligaron a mi madre a salir corriendo en busca de ayuda. No era el primer niño que moría por la fiebre de malta en la aldea, por lo que el tiempo apremiaba. Cuando llegó el doctor le dio una medicina y un potente analgésico para evitar las desagradables convulsiones de la fiebre…. Y esa misma tarde, después de varios días sin salir de la cama, mi hermano se levantó, alarmando a toda la familia, que estaba reunida al calor del fuego de la cocina… Allí de pié, sin gesto o rastro de la fuerte fiebre que sufría, se dirigió a todos: No te asustes mamá, no te asustes hermana, ha hablado con papá y me pide que os diga no tengáis miedo, que no sufráis, porque pronto él cuidará de mí.

Juan se fue a la cama, no le dimos importancia a lo que dijera un niño de poco más de 2 años. Es la fiebre mamá, no te preocupes. Sin embargo, Juan no se equivocaba, no era un delirio de la fiebre, porque al día siguiente falleció.

Demuestran que los televisores inteligentes ‘espían’ a sus dueños en los hogares

27 de noviembre de 2013 Deja un comentario

Esto es increible… y nosotros pegandonos por instalar estos dichosos aparatos… y como dicen, esto es la punta del iceberg… de aqui a que sean capaces de crear hologramas en nuestro salon, paso incluido en el supuesto proyecto blue beam van que, 2-3 años… todo va tomando forma entonces?…

Categorías:Enredando los Hilos